lunes, 3 de noviembre de 2008

El equipaje

Despedirse en las noches

es diluir los rostros de los seres amados.

Es intuir gestos negando los ojos.

Es presencia borrosa

tras el último abrazo.

Es figura aprisionada en las tinieblas.

Es ilusión, o tal vez,

quimera.

.

Despedirse al alba

es llevar la mirada del otro

más allá de las estrellas. .

Es tomar el tren viendo

el equipaje de los sueños,

la mano abierta de la espera.

Es oír

el nombre que llega a los labios

para mutarse en susurro

más allá del poblado andén.

.

Volver al día

es restaurar el desafío.

Es dibujar la sonrisa

en las puertas del alma.

.

Es un fino trazo de luz

que supera los espejos.

.

Norma Bedetta

No hay comentarios: